El placer de las cosas sencillas: Amalia Gonzalez Curto

Amalia González Curto, Pancar 1940.

El mejor regaliz que había en Llanes cuando era una cría lo vendían por una perrona. El mayor entretenimiento, ver pasar un coche cada media hora saboreando ese regaliz. Hoy sería difícil levantar la cabeza del móvil.

Realización: Celia Cervero

más historias en Vidas Compartidas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share